domingo, 20 de agosto de 2017

Galletas de chocolate rellenas de chocolate



Aunque no lo parezca, el verano es una época fantástica para darse un capricho y disfrutar de unas buenísimas galletas de chocolate y más, si estas están rellenas de… crema de chocolate. Una auténtica delicia de la que hoy os queremos contar su receta.

Por cierto, sin temor por hacer esta receta, es mucho más fácil que encontrar buenas y sanas galletas en el lineal de vuestro supermercado.

Para hacer una docena de galletas (dependiendo de su tamaño, claro), necesitaremos los siguientes ingredientes:

215 g de harina
2 g de sal
2 g de levadura en polvo
2 g de bicarbonato
Media rama de vainilla
113 g de mantequilla
70 g de azúcar de caña
55 g de azúcar blanco
1 huevo mediano
130 g de chips de chocolate (blanco o negro)
100 g de crema de chocolate

Lo primero que haremos será mezclar en un bol lo suficientemente grande la harina, la levadura, el bicarbonato, la parte carnosa de la rama de vainilla, la sal y los dos azúcares.

En un bol pequeño batiremos bien el huevo hasta que doble su tamaño. A continuación, añadiremos al bol grande la mantequilla temperada (o en pomada) y el huevo batido. Una vez hecho, mezclaremos bien con las manos. Este mezclado durará hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y la masa no se nos pegue en las manos.

Una vez hecho, haremos un rulo con la masa y la filmaremos bien (se puede usar tanto papel film, como papel sulfurado para el horno) y lo pondremos como mínimo media hora en la nevera.

Pasado este tiempo, cogeremos el rulo y lo cortaremos a discos (más o menos de un centímetro de grosor) y los aplastaremos. Una vez hecho, pondremos un poco de crema de chocolate en  el centro y los cerraremos haciendo una bola.

Con el horno precalentado a 180 grados, distribuiremos las bolas en una bandeja y la colocaremos en la mitad del horno dejándolas cocinar unos 10 o 12 minutos, hasta que tengan los bordes dorados. Hecho esto, sacaremos el horno las galletas y las dejaremos enfriar.

Os deben quedar más o menos así:

Galletas de chocolate rellenas de chocolate
Galletas de chocolate rellenas de chocolate


Y por dentro…

Detalle de una galleta de chocolate rellena
Detalle de una galleta de chocolate rellena


Deliciosas, adictivas… ¿a que no podéis coger solo una?


¡Buen provecho!

 
domingo, 16 de julio de 2017

Pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao



Después un tiempo sin actualizar este pequeño rincón, hoy estamos de vuelta con una receta protagonizada por uno de los pescados que más nos gustan en casa, el bacalao. Hace unos meses os explicamos cómo preparar uno de los platos más tradicionales de la cocina catalana, la “brandada de bacalao”. No obstante, y como esta receta tiene múltiples variantes, hoy procederemos a reciclar la idea original para darle un nuevo enfoque y un nuevo sabor.

Nuestra propuesta para hoy son unos deliciosos “pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao”. Es decir, de la receta que os presentamos como plato principal, podemos extraer otro que bien puede ejercer la misma función, o que bien puede servirnos para preparar unos “pintxos”.

Para dos raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

12 pimientos del piquillo
100 g tomate triturado
1 diente de ajo
Queso rallado

Lo primero que haremos será preparar la brandada, y para ello, que mejor que seguir nuestra propia receta (jaja) y que encontraréis aquí.  

Una vez preparada la brandada, en un cazo pequeño pondremos 4 pimientos cortados a tiras, el diente de ajo bien picado y el tomate y lo dejaremos pochando unos 20 minutos a fuego lento. Pasado este tiempo, pasaremos todo al vaso de la batidora y lo picaremos todo bien fino. Cuando tengamos una salsa fina, la reservaremos.

En una sartén grande pondremos un chorrito de aceite de oliva a fuego medio. Cuando esté caliente el aceite iremos poniendo los piquillos, los cocinaremos un par de minutos por cada lado y los reservaremos.

Finalmente, con la ayuda de una cucharilla o de una manga pastelera iremos rellenando los piquillos con la brandada que hemos preparado y los pondremos en una fuente apta para el horno. A continuación, los cubriremos con la salsa que hemos reservado y los espolvorearemos con queso rallado.

Gratinaremos unos minutos y serviremos:

Pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao
Una buena ración de pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao


¡Buen provecho!
jueves, 11 de mayo de 2017

Bizcocho de calabacín y limón


Hoy volvemos con la intención de endulzaros un poco las meriendas o desayunos y lo hacemos con una receta de algo suave, sencilla y deliciosa. Os traemos la receta de un “Bizcocho de calabacín y limón”, un bizcocho que gusta y sorprende a partes iguales.

Para hacer un bizcocho de 6/8 raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

56 g de harina integral
56 g de harina de fuerza
Un huevo mediano
55 g de azúcar de caña
55 g de azúcar blanco
82 g de aceite de girasol
2 g de bicarbonato
2 g de sal
112 g de calabacín rallado
Ralladura de un limón


Lo primero que haremos, una vez preparados los ingredientes, será poner a calentar el horno. Para ello, lo pondremos a 180 grados con calor superior e inferior.

Mientras el horno se va calentando, pondremos el huevo, el aceite y el azúcar en un bol y lo batiremos enérgicamente hasta que esté todo bien integrado, cosa que sabremos cuando coja textura espumosa.

Una vez hecho, añadiremos las harinas, el bicarbonato y la sal y lo integraremos todo mezclándolo bien. A continuación, añadiremos el calabacín y la ralladura de limón y de nuevo lo volveremos a integrar todo.

Cuando esté todo integrado, cogeremos un molde apto para ir al horno, lo embadurnaremos con un poco de mantequilla y volcaremos en él la totalidad de masa obtenida repartiéndola de forma uniforme.

Cuando el horno haya llegado a 180 grados, meteremos el molde y lo dejaremos unos 35 o 40 minutos (a partir del minuto 35 deberéis ir controlando su cocción pinchándolo con un palillo).

Este es el resultado:

Bizcocho de calabacín y limón
Nuestro bizcocho de calabacín y limón, ¿queréis un trozo?


Os garantizamos que os gustará y repetiréis.

¡¡Buen provecho!!